En este momento estás viendo ¿Es la obesidad una enfermedad?

¿Es la obesidad una enfermedad?

La respuesta es definitivamente sí, es por eso que el objetivo del siguiente artículo es abordar la obesidad como la patología que es, sus manifestaciones clínicas y consecuencias de no ser tratada a tiempo, riesgos a corto y largo plazo, así como consideraciones que se deben tener en cuenta si usted padece de sobrepeso u obesidad o quiere ayudar a una persona con este padecimiento.

El sobrepeso y obesidad se clasifican según el índice de masa corporal (IMC), el sobrepeso se define como un IMC ≥24 kg/m², la obesidad como un IMC ≥30 kg/m², y la obesidad extrema (antes conocida como obesidad mórbida) como un IMC ≥40 kg/m², conforme aumente el grado de obesidad y la distribución de grasa abdominal, aumentan los riegos de salud.

La obesidad se relaciona con muchas enfermedades entre ellas׃ diabetes mellitus tipo 2, hipertensión arterial, enfermedad de arterias coronarias, enfermedades articulares degenerativas (osteoartritis) y colelitiasis. Sin embargo, aunque no exista una patología manifiesta, la obesidad también lleva a repercusiones fisiológicas importantes, como elevación en la demanda de oxígeno y la ventilación debido a que la tasa metabólica es proporcional al peso corporal. El exceso de tejido adiposo (grasa) sobre el tórax disminuye la expansión y movimiento durante la respiración, el aumento de masa abdominal presiona al diafragma (principal músculo de la respiración) hacia arriba lo cual produce disminución de los volúmenes pulmonares, esto lleva al paciente a disnea, sensación de ahogo, apnea obstructiva del sueño (AOS) el cual es un síndrome de hipoventilación por obesidad, es una complicación de la obesidad que puede producir complicaciones muy severas como hipercapnia, policitemia inducida por cianosis, insuficiencia cardiaca del lado derecho y somnolencia.

Los pacientes con AOS a menudo presentan un patrón respiratorio debilitado, ronquidos fuertes por las noches, y obstrucción de las vías aéreas superiores durante el sueño, por lo que sus compañeros de cama refieren pausas respiratorias. Suelen manifestar somnolencia durante el día, y se ha relacionado con un incremento en las complicaciones médicas y hasta quirúrgicas en caso de requerir alguna cirugía, como hipertensión, hipoxia, arritmias, infarto al miocardio, edema pulmonar, enfermedad cerebrovascular y la muerte.

El corazón de un paciente con obesidad experimenta un incremento en la carga de trabajo, ya que el gasto del corazón y el volumen sanguíneo debe aumentar para poder suplir las demandas que el exceso de grasa genera y poder perfundir esas reservas grasas adicionales, todo esto conduce a que la presión arterial se eleve, y la hipertensión conduce a que el corazón aumente de tamaño (hipertrofia del ventrículo izquierdo) además la elevación del flujo pulmonar y falta de oxígeno (hipoxia) persistente lleva a hipertensión pulmonar y cardiopatía pulmonar, (lo que llamamos Cor Pulmonale)

La obesidad también se asocia a patologías gastrointestinales, por mencionar algunas׃ hernia hiatal, enfermedad por reflujo gastroesofágico, vaciamiento gástrico lento, hiperacidez gástrica, hígado graso y mayor riesgo de cáncer gástrico.

Hasta el momento solo menciono algunas de las complicaciones de la obesidad, sin embargo la lista es aún más larga que va por órganos y sistemas, por lo que es un tema que voy a fraccionar y estaré abordando en los próximos días, como Hipertensión y Obesidad, Diabetes y Obesidad, Hipotiroidismo y Obesidad, entre otros, la buena noticia es que si tienes esta enfermedad nunca es tarde para empezar a tratarlo y existen alternativas médicas que pueden ayudarte para evitar complicaciones a futuro, o si ya tienes una de las enfermedades mencionadas anteriormente, hacer una pausa y pensar que tu futuro está muy en riesgo sino haces algo por tu salud.

Que pasen un bonito día, y recuerden׃

Arriesgarse a dar el primer paso es el inicio de una vida próspera y saludable, ¡motivación para empezar, y hábito para continuar!